Estragos

Hoy estaba con mis ejercicios físicos cotidianos, protegiendo mi espalda de los estragos de la vida sedentaria, y escuchaba una emisora de radio con música, digamos “estimulante”, que a decir verdad podría provocar estragos entre oídos sensibles y educados, cuando oí decir al locutor que tal canción era todo un éxito y que está causando estragos en Francia.

Por un momento brevísimo (pero intenso) pensé que la frase debía ser incorrecta, que el hombre debía haber confundido el significado de estrago. Extraigo del DRAE:

estrago.
(De estragar).
1. m. Daño hecho en guerra, como una matanza de gente, o la destrucción de la campaña, del país o del ejército.
2. m. Ruina, daño, asolamiento.

Sin embargo, estragos, en plural siempre, forma parte de una locución verbal, la pronunciada por nuestro pinchadiscos, en la que ya no se habla de daño, sino más bien de casi todo lo contrario:

causar, o hacer, estragos.
1. locs. verbs. Provocar una fuerte atracción o una gran admiración entre un grupo de personas.

Las locuciones verbales son elementos cerrados, funcionan como una palabra única aunque se compongan de varias. Algunas son la lexicalización de una perífrasis verbal. Esta que nos ocupa, puede ser un ejemplo de ello. No me extrañaría que el origen fuera una hipérbole repetida hasta la saciedad: algo es tan bueno, atrae tanto, que la gente se mata, causa daños. Así estrago, que significa daño, pasa a formar parte de una locución verbal para expresar que algo es genial.

Hay palabras que, en cierto modo, se convierten en antónimos de lo que antes significaban. Ya sea por alguna ley lingüística pendular, ya sea por un uso continuo de la palabra en sentido irónico.

Un caso especial es este:

nimio, mia.
(Del lat. nimĭus, excesivo, abundante, sentido que se mantiene en español; pero fue también mal interpretada la palabra, y recibió acepciones de significado contrario).
1. adj. Dicho generalmente de algo no material: Insignificante, sin importancia.
2. adj. Dicho generalmente de algo no material: Excesivo, exagerado.
3. adj. Prolijo, minucioso, escrupuloso.

Pero volviendo a las locuciones verbales: ¿Alguien ha visto por ahí un diccionario etimológico de locuciones verbales?

Anuncios

Un comentario el “Estragos

Los comentarios están cerrados.