Vídeos para aprender idiomas

Recientemente he notado que hay una horda de profesores de idiomas en YouTube et alia, o quizá debería decir simplemente personas que enseñan idiomas, de ellos pocos son verdaderos profesores. Particularmente me he interesado por el francés, aunque por curiosidad también he mirado otros idiomas como ruso, alemán, chino y húngaro. En cuanto al francés, lamentablemente encuentro muchos que son honestamente aburridísimos. Si dar una vídeo-clase puede ser algo chulo, está claro que algunos usan bastante poco la imaginación y se limitan a mostrar su cara seria y hablar sobre gramática. Estas clases suelen impartirse en inglés, y es deprimente el hecho de que oigo más inglés que francés (la lengua que se está enseñando). Lo que me sorprende y me apena es que haya usuarios que alaben a estos “profes” por su trabajo y les alienten a subir más lecciones, síntoma de que no han experimentado nada mejor.

Por ejemplo, un fallo muy general a la hora de enseñar los números, es decir el número en la lengua en la que se imparte la clase y luego decirlo en el idioma que se aprende (de ahora en adelante, L2).  Hay variantes como decir el número en la L2 luego en el idioma en que se imparte la clase y luego de nuevo en la L2. (Ejemplo: one, uno, one,… two, dos, two,…). El fallo está por supuesto en usar la lengua que ya conoce el usuario.  En lugar de eso se puede optar simplemente por marcar los números con la mano (un dedito, dos deditos,…) mientras se pronuncia SOLAMENTE en la L2. Esto es doblemente útil si estamos aprendiendo chino, ya que ellos representan los números del uno al diez con una sola mano y por tanto nos vamos a familiarizar con ello también. Si el profesor no quiere mostrar sus manos o quiere ir más allá del diez y no le apetece recurrir a los dedos de los pies, entonces mostrar los números arábigos (1, 2, 3, 4…) es una buena alternativa, son casi con toda seguridad conocidos por el estudiante, así que podemos mostrar estos con rótulos, en subtítulos o incluso, si se es un poco tecnotorpe, pueden mostrarse en papel.

La típica clase aburrida es del tipo esto se dice así, esto otro se dice asá, y en tercera persona añadimos una s al final… Más que una clase es un vídeo de frases útiles (aunque esto de útiles también es a veces dudable) con algunas explicaciones gramaticales. Lo ideal es que el estudiante vea (oiga) la lengua en acción. Las traducciones y anejos gramaticales son secundarios o digamos que no tienen mucho sentido si no van acompañados de una muestra de la lengua.

Afortunadamente hay vídeos buenos, o al menos divertidos, que pueden funcionar bastante bien o motivar al estudiante en su progreso. Si se usan en clase, puede mostrarse el lenguaje de la calle, puede mostrarse la L2 como un elemento vivo y dinámico, algo que va mucho más allá de lo que tenemos en el libro de texto, se puede así usar el vídeo para traer al aula pedazos de una cultura, o si aprendemos por nuestra cuenta desde casa, podemos visitar lugares representativos de nuestra L2 sin mover el culete. Un ejemplo muy bonito es esta serie de vídeos para aprender alemán en donde unos reporteros salen a la calle y abordan a viandates con preguntas tipo qué has comido hoy o en qué estás pensando. Ahí vemos alemanes, en ciudades alemanas, hablando alemán con sus acentos alemanes y mostrando su humor alemán o su malafollá alemana.

En cuanto a francés no he encontrado nada digno de seguir, pero este vídeo grabado en el metro de París me ha hecho bastante gracia:

Puede decirse que hay vídeos que nos traen una aburrida clase a casa, otros que nos traen buenas clases y otros que nos traen fragmentos de realidad y que por tanto son un buen complemento extra para el aula o para el aprendizaje autónomo.

Anuncios

Un comentario el “Vídeos para aprender idiomas

  1. […] la última entrada, hablando sobre la proliferación de profesores (de pacotilla) de idiomas en YouTube y similares, me salió casi mecánicamente un término que supuse que no existía: […]

Los comentarios están cerrados.