Oslo – No sé qué pensé al principio

Acabo de enterarme de lo sucedido en Oslo y, entre las noticias que encuentro en las primeras ocurrencias de Google, me llama la atención esta frase:

La explosión en Oslo fue tan fuerte que al principio pensé que era un terremoto.

Me llama la atención porque ¿no se supone que es al revés? es decir, que uno oye un terremoto y piensa que es una explosión, y no a la inversa ¿no? Pues no, parece que los dos testimonios sobre primeras impresiones son comunes.

Primero gugleo:

bomba “pensé que era un terremoto”

1.820 resultados

Después, el que a mí me parece más probable:

terremoto “pensé que era una bomba”

5.370 resultados.

Según estas cifras, sí, puede que mi impresión de que es más habitual el segundo testimonio (pensar que es una bomba, cuando es un terremoto), sea cierta, pero tampoco podemos estar seguros.

Aún así, tampoco se debería deducir que es más habitual o lógico pensar primero que es una bomba, sino que simplemente hay más testimonios sobre terremotos que sobre bombas, ¿verdad?

No sé si habrá alguna investigación sobre el tema pero, estoy pensando que quizá cuando uno experimenta algo así (terremoto fuerte, explosión, un tren pasando por encima de tu zulo…), seguramente no piense en una única posibilidad. Quizá, ante el desconocimiento, le pasan por la cabeza todas las posibles explicaciones a ese ruido. Y luego, cuando relata lo vivido, dice “al principio pensé que era x“, y es cierto, pensó que era x, pero también pensó que podía ser y, e incluso z.

Al principio pensé que era un terremoto, ¡y efectivamente, fue un terremoto!

En fin, ahondar más en este tema será cosa para otro día si merece la pena. Mientras tanto, espero vuestras primeras impresiones.

Anuncios

Un comentario el “Oslo – No sé qué pensé al principio

  1. eumanismo dice:

    Este post me recuerda mi refrán favorito:
    El creíque y el penseque son hermanos del tonteque.

Los comentarios están cerrados.