Decir sorry en lugar de perdón

El otro día me comentaron que en Bilbao la gente dice “barkatu” en lugar de “perdón”. Incluso los que no hablan nada de euskera, dicen “barkatu”. La razón, según me dijeron, es que cuesta más decir “perdón”. No estoy completamente seguro de qué significaría este “cuesta más decir”, pero intuyo que sencillamente “perdón” suena demasiado grave. “Barkatu” pesa menos, por así decirlo, y sale con más facilidad. Me pareció razonable.

Y de hecho me vino a la cabeza un fenómeno quizá relacionado: el caso de “sorry” que tanto parece usarse entre los jóvenes en foros de internet.

describe lo que traes puesto (sorry tema muerto). Aquí

Otra pregunta sorry, esta ba (sic) para los mas veteranos de la serie. Aquí.

Ahora sí va la foto (sorry). Aquí.

Va de vinos, sorry. Aquí.

Sorry… De donde son? Aquí.

Parece que el fenómeno se da a los dos lados del charco.

Y mientras escribo este post, recuerdo haber usado “sorry” yo mismo en Twitter, disculpándome por un chiste tonto:

@eumanismo:

existir y haber no son las versiones intransitivas de ser? Otras opiñones?

@aalaminos:

@eumanismo Otra opiñón complementaria: son las versiones frígidas de “ser”, no son verbos copulativos… sorry

Sin embargo, no me parece que se use “sorry” en el lenguaje hablado. Al menos, por  los entornos donde me muevo no lo he escuchado nunca, a no ser que se diga de forma humorística. De forma humorística, he oído “thank you”, “perfect”, “great”, “danke”, “merci”, “das ist gut”… Supongo que llega un momento en el que se vuelve normal, y no se puede decir que sea humorístico porque no le hace gracia a nadie.

Parece que la cosa es tomar una palabra de otro idioma para no sonar demasiado solemne. Pero parece lógico pensar que al adoptar una palabra que se encargue de este registro informal, estamos relegando a la palabra del idioma propio a sonar más solemne aún. Don’t you think?

¿Qué os parece a vosotros? ¿Pasa esto en otros idiomas? ¿Se os ocurre otro ejemplo parecido?

Oslo – No sé qué pensé al principio

Acabo de enterarme de lo sucedido en Oslo y, entre las noticias que encuentro en las primeras ocurrencias de Google, me llama la atención esta frase:

La explosión en Oslo fue tan fuerte que al principio pensé que era un terremoto.

Me llama la atención porque ¿no se supone que es al revés? es decir, que uno oye un terremoto y piensa que es una explosión, y no a la inversa ¿no? Pues no, parece que los dos testimonios sobre primeras impresiones son comunes.

Primero gugleo:

bomba “pensé que era un terremoto”

1.820 resultados

Después, el que a mí me parece más probable:

terremoto “pensé que era una bomba”

5.370 resultados.

Según estas cifras, sí, puede que mi impresión de que es más habitual el segundo testimonio (pensar que es una bomba, cuando es un terremoto), sea cierta, pero tampoco podemos estar seguros.

Aún así, tampoco se debería deducir que es más habitual o lógico pensar primero que es una bomba, sino que simplemente hay más testimonios sobre terremotos que sobre bombas, ¿verdad?

No sé si habrá alguna investigación sobre el tema pero, estoy pensando que quizá cuando uno experimenta algo así (terremoto fuerte, explosión, un tren pasando por encima de tu zulo…), seguramente no piense en una única posibilidad. Quizá, ante el desconocimiento, le pasan por la cabeza todas las posibles explicaciones a ese ruido. Y luego, cuando relata lo vivido, dice “al principio pensé que era x“, y es cierto, pensó que era x, pero también pensó que podía ser y, e incluso z.

Al principio pensé que era un terremoto, ¡y efectivamente, fue un terremoto!

En fin, ahondar más en este tema será cosa para otro día si merece la pena. Mientras tanto, espero vuestras primeras impresiones.

Vídeos para aprender idiomas

Recientemente he notado que hay una horda de profesores de idiomas en YouTube et alia, o quizá debería decir simplemente personas que enseñan idiomas, de ellos pocos son verdaderos profesores. Particularmente me he interesado por el francés, aunque por curiosidad también he mirado otros idiomas como ruso, alemán, chino y húngaro. En cuanto al francés, lamentablemente encuentro muchos que son honestamente aburridísimos. Si dar una vídeo-clase puede ser algo chulo, está claro que algunos usan bastante poco la imaginación y se limitan a mostrar su cara seria y hablar sobre gramática. Estas clases suelen impartirse en inglés, y es deprimente el hecho de que oigo más inglés que francés (la lengua que se está enseñando). Lo que me sorprende y me apena es que haya usuarios que alaben a estos “profes” por su trabajo y les alienten a subir más lecciones, síntoma de que no han experimentado nada mejor.

Por ejemplo, un fallo muy general a la hora de enseñar los números, es Sigue leyendo

¿Qué idioma aprender ahora? 2/2

Si hace unos días exploramos las dudas que podía tener uno a la hora de elegir idioma, y cuáles podrían ser buenas opciones según qué circunstancias; hoy vamos a dejar a un lado los idiomas más populares y vamos a ver qué otros idiomas podríamos aprender. La selección de idiomas que conforman esta lista es subjetiva, es decir, he escogido los idiomas que yo estudiaría (si tan solo tuviera el tiempo suficiente). No obstante todos ellos cumplen ciertos requisitos: 1) están entre los idiomas más hablados, 2) no están entre los más aprendidos (al menos no por hispanohablantes), y 3) son idiomas cuya demanda puede aumentar en los próximos años (pero no soy un experto, así que no me crean).

Podría nombrar razones para escoger alguno de estos idiomas, pero creo que al final la decisión tiene que ser algo personal, una cuestión de gustos o un acto de fe. Si buscamos un idioma para los negocios, está claro que el rey es el inglés. Pero si sabemos inglés, y además tenemos la suerte de tener el español como lengua madre, ya tenemos dos idiomas bastante gordos, una combinación que nos da muchas ventajas y que nos permite, por qué no, dedicarnos a estudiar un idioma más, esta vez por razones estéticas por ejemplo, porque nos guste como suene o porque nos atraiga su cultura, en lugar de porque quede bien en el CV.

Si más dilaciones, estos son los idiomas escogidos: Sigue leyendo

¿Qué idioma aprender ahora? (1/2)

Si te estás preguntando qué idioma aprender después del inglés, quizá debas preguntarte primero por qué quieres aprender un idioma o qué vas a querer del idioma que hables. Grosso modo, las razones que uno puede tener para aprender idiomas son… varias, pero básicamente una: ser competitivo en el mundo laboral.

Sí, a veces podemos tener otras razones, pero por lo general la gente no quiere invertir horas de esfuerzo en aprender un idioma que no le vaya a ofrecer una mínima garantía de ser más elegible en puestos de trabajo. Por esto la mayoría de los hispanohablantes estudiamos inglés, francés y alemán, y ahora también chino y portugués. El italiano es un poco más débil, pero si hacemos unas búsquedas en sitios como InfoJobs o Monster, veremos que sigue siendo muy demandado. En realidad, depende mucho también del tipo de trabajo que tengamos o aspiremos, y también dependerá de si estamos dispuestos a movernos a otro país.

También tenemos que tener en cuenta que si todo el mundo estudia los típicos idiomas, quizá sea un movimiento inteligente lanzarnos nosotros a por uno de los idiomas en segundo plano, como puede ser por ejemplo el polaco. El polaco es un idioma que no se estudia demasiado en España pero que sí lo podemos encontrar entre los requisitos de bastantes ofertas de empleo.

Es difícil, por no decir imposible, recomendar el mejor idioma para estudiar. Todo depende, como digo, de la situación de cada uno, de cuál es nuestro trabajo o estudios, nuestras ambiciones, así como nuestras limitaciones. Aquí pongo algunos ejemplos: Sigue leyendo